Make your own free website on Tripod.com

Primer Período

Las Escrituras Capitales

 

Se llaman así, (a capite) porque se ha usado casi siempre para títulos y frontispicios de los libros. Es de observar también su uso en los "capiteles" de las columnas edilicias. Las escrituras capitales merecen un estudio más amplio, puesto que se trata del desarrollo posterior de las escrituras "latinas". Una de sus particularidades es el predominio de las letras mayúsculas; coincide con el desarrollo de las escrituras romanas y tiene una duración desde el siglo V a.C. al s. VI d.C. En este período se presentan cuatro grupos gráficos:

 

 

(24)

 Capitalis "rustica". s. IV; Vergilus Vaticanus; Bibl. Ap. Vat., cod. Vat. lat. 3225, fol. 64r ; (Aeneidos, VII, 302-322) Cfr. F. EHRLE - P. Liebaert, Specimina, tav. 2a; ClA, I, 11. C. ZANGEMEISTER -G. WATTENBACH, Exempla codicvm latinorvm litteris aivscvlis scriptorvm, Heidelberg 1876, tav. 13.

 

Capital Arcaica: Escritura netamente Epigráfica y monumental. Se la emplea en los monumentos, el más antiguo que se conoce es el "lapi niger romuli" (La piedra negra de Rómulo). Sus trazos son inciertos, más cursivos.

Capital Lapidaria: abarca desde el siglo II a.C. al siglo II d.C. Toma el nombre de su utilización en las lápidas y se divide en:

Capital Lapidaria Elegante: trazada más cuadrada que la Capital Lapidaria Rústica, es considerada como la más bella. Es la letra mayúscula de imprenta que guarda relación en su altura con el ancho, se escribe sobre mármol o piedra, en los monumentos públicos. Ej. en los templos, arcos de triunfo.

 (25) Capitalis "elegans". s. IV -alcuni opinano ss. V/VI-.

Vergilius Augusteus sive Dionysianus,

Bibl. Ap. Vat., cod. Vat. lat. 3256, fol. 3v

(Georgicon, I, 141-154).

Cfr. F. EHRLE - P. LIEBAERT, Specimina, tav. 1; CLA, I, 13.

 

 

Capital Lapidaria Rústica: se utilizó sobre el cobre y sobre todo en el bronce. En esta escritura la parte superior de la F y de la D sobrepasan la línea superior de la caja de renglón, mientras que la Q baja la línea inferior. La A pierde el travesaño del medio. Los poemas de Virgilio se guardan en este tipo de escritura. La M y la N se reemplazan por rayas y puntos. En esta escritura aparecen siglas y abreviaturas, no tienen ligaduras. En la piedra y en el mármol guardan igual semejanza morfológica.

Capital Paleográfica: abarca desde el s. II d. C. al IV d. C.. Esta escritura también se divide en Elegante y Rústica, procede de la Capital Lapidaria, pero el soporte es materia blanda, en papiro y en pergamino.

La Capital Paleográfica Elegante se utilizó con fines librarios, conserva la misma elegancia que la Lapidaria en su género.

 Maiuscula cursiva (capitalis cursiva), a. 59 d.C.

Testimonium pecuniae acceptae.

Napoli, Museo Nazionale, tavolette cerate. Tavolette cerate di Pompei. Si tratta di una scrittura maiuscola corsiva, il più antico (18 giugno del 59 d.C.) dei facsimili presentati da V. Federici. Contempliamo un apoca, o ricevuta, in trittico (misure 0112 x 0125 mm.), che si conserva nel Museo Nazionale di Napoli. Contiene la "quietanza" del pagamento annuale dovuto da L. Cecilio Giocondo per i pascoli comunali da lui tenuti in affitto, scritta nelle pp. 2, 3, 4, 5 del trittico. Edito ed illustrato da A. Mau e K. Zangemeister, in Corpus inscriptionum latinarum, IV, Supplementum, pars I, Berlin, Reimer, 1898, p. 398, nº CXLVII. Curso de Paleografía Latina. Op. Cit.

 

La Capital Paleográfica Rústica se vuelve más redondeada, aparecen las ligaduras, se convierten en letra libraria para luego ser reemplazada por la Uncial. La escritura Capital Paleográfica degenera posteriormente en escritura cursiva mayúscula que aparece en las tablillas enceradas de Pompeya, Tavolette cerate di Pompei, de Egipto y de Dacia. Son dípticos que contienen las partidas de nacimiento. En el siglo II aparece la minúscula cursiva que es parecida en escritura a la Uncial del siglo IV.

La escritura denominada Capital Cursiva, también se la conoce como minúscula cursiva, se trata de una escritura esencialmente de uso cotidiano, con trazos práctico, no buscan la impresión visual, no es dibujada. Solo se busca que pueda ser legible. Estas impresiones se rescatan de la tendencia de escribir en rasgado. 
"G. Battelli, en p. 53 de su Lezioni, presenta una muestra de escritura capital cursiva llamada también ma
scula cursiva, anterior al año 79 d.C. Se trata de un grafiti mural de pompeya, y su reproducción esta en el Archivio Paleografico Italiano, V, tav. 24 nº 7. Se puede leer: "Coelius cum Rufio // et Eburiolo et Fausto".

La escritura capital cursiva presenta el estilo formal del alfabeto usado en las escrituras capitales en sus formas "elegante" y "rústica". Todavía las letras presentan trazos de finura estudiadas en las capitales lapidarias, la diversidad de caracteres se debe al nuevo modo de efectuar los rasgos. Los instrumentos pequeños trazaban con dificultad los signos redondos, en consecuencia, el trazo es anguloso. Tambien es necesario tomar en cuenta que hay una mayor celeridad del trazado escritural, modificandose el ductus y generando una variedad de letras en la cursiva.

Con relación a las escrituras mayúscula y minúscula cursivas, consideramos que lo expuesto por el Profesor G. Battelli, que derivan del alfabeto latino, es una demostración por si misma. En la p. 67 de su trabajo, Battelli, presenta una muestra de la escritura, mayúscula cursiva del Papyrus Claudius, a. 41-54 d.C; Berlino, Nat. Muse., Aegyptische Urkunde. P. 3507: en cuyo caso los escritores han usado un ductus muy veloz. Otra muestra de Battelli, a p. 71 Tablilla encerada, a. 57 d.C., Napoli, Mus. Naz. Cf. C.I.L., IV, Suppl., p. 385). Nos dá las pautas sobre esta forma escritural.

Es interesante el artículo de Jean Mallon ("Scriptoria épigraphiques", in Scriptorium, 11 (1957) 177-194), que nos recuerda a P. Rabikauskas. Mallon trata sobre las transformaciones que se realizan en las letras despues de diversas etapas, concretamente presenta los siguientes ejemplos:

Nomina scribenda 

Textus minutae

Executio 

C.Julius Aurelius

ciuliusaurelius

QVIIVSAVRELIVS

C.Julius Fortunatus

ciuliusfortunatus

QVRVSFORTVNATVS 

L.Julius Saturus

liuliussatur[us]

LIVRVSSATUM

Julius Maternus

iuliusmaternus

IVRDAMASERATIS

 

 

Si bien aun no se actualizan las transformaciones de la capital cuadrada, concordamos que, gracias a los estudios de J. Mallon, se intensifica mejor la unión entre la Paleografía y la Epigrafía Latina, conservando las dos ciencias su propia autonomía.

La escritura denominada Capital Rústica, o mayúscula rustica,(26) o mayúscula rústica menor, se trata en terminos generales, de una escritura bastante regular, todas las letras mantienen constantemente su forma, algunos ejes son largos como la M, N, U. Muchos ejes todavía son son mas altos que largos. Algunos ejes se inclinan hacia la izquierda como la A, U, y la D.

Todas las letras son mayúsculas. Algunas letras como F y la L sobresalen de la caja de renglón, para poder distinguir de la E y la I.

Las dificultades de lectura de esta escritura maiuscola rustica minore proviene de la ausencia de indicaciones en la separación de los párrafos. En general, puede tomarse como normas:

Un punto en alto significa fin de un periodo; aparte, Punto final.

Un punto en medio significa intervalo medio, podríamos decir que el punto y coma actual, en cuanto a intervalo de tiempo.

Un punto en la parte inferior podemos considerar como la coma actual, intervalo breve.

En la escritura Capital Lapidaria Minúscula Cursiva, aparecen muchas ligaduras y es de muy difícil lectura. Se la emplea en su generalidad sobre pergamino.

 

 ESCRITURA UNCIAL: "Dixit autem quidam illi domine si pauci sunt qui salvi futuri"

 

 

 

Escritura Uncial Latina (Thompson). El texto es de Cicerón: "qui bona nec /putare nec ap /pelleare soleat / quod earum / rerum uide/" Corresponde al siglo IV.

 

 (28) Scrittura uncialis, a) finale s. V; Bibl. Ap. Vat., cod. "Claromontanus", Vat. lat. 7223, fol. 62v. b) s. VII; Bibl. Ap. Vat., cod. Vat. lat. 7223, fol. 230r. c) finale s. VIII; Bibl. Ap. Vat., cod. Vat. lat. 7809, fol. 55r.

 

La escritura Uncial se utiliza en los textos librarios, es simple, de fácil lectura; las abreviaturas son muy raras. Además del redondeamiento de las letras, las Unciales se distinguen de sus antecesoras por la prolongación de las letras fuera de la caja de renglón. Estas letras sin embargo, eran muy lentas en su trazado siendo más conveniente la cursiva, dando lugar a la Semi-Uncial.

(29) Minuscula cursiva, a. 552-575 d.C.; Gesta municipalia: apertio testamenti; Paris, Bibl. Nat., ms. lat. 8842. gCfr. W. ARNDL-M. TANGL, o.c., Tafel 2. Lasala Fewrnando. Paleografia Latina. Ejercicios. Roma. 1999, Pontifica Universidad Gregoriana.

 

La escritura Semi-Uncial es sobre todo minúscula y tendrá su apogeo en el s. V; deriva de la Uncial Cursiva y de la Capital Arcaica. Estas dos anteriores perduraron hasta el siglo IX, como escritura libraria. Guardan esta escritura el Sulpicio Severo de Verona; el ambrosisteer cassinense (570); los Fasti Consulares (487) y los Opúsculos de San Agustín, en Corbia.

Existieron también otras clases de escrituras del período romano a saber: la Capital libraria, la Capital Lapidaria, la arcaica, etc. De todas estas escrituras, han quedado algunos ejemplares que se conservan en Bibliotecas y Museos europeos.

La mayúscula romana desaparece en la Edad Media. La minúscula cursiva deriva en la minúscula curial, llamada así por ser utilizada en la curia y mucho más difícil de interpretar. La Semi-Uncial pasó a ser usada durante la Edad Media en los pueblos anglosajones.

 (26) Cf. F. EHRLE, in prefazione a Codices e Vaticanis selecti, I. Fragmenta et picturae Vergiliana codicis Vatic. 3225 phototypice expressa, Romae 1899. Anche P. DE NOLHAC, "Le Vergile du Vatican et ses peintures", in Notices et extraits des mss., XXXV, 2e p. (1897) 673-791.

Volver a Página Principal

Avanzar a próxima página

Ir a Indice de Láminas